EL PROYECTO

Lactancia materna y salud materno-infantil nace de las ganas de promover la lactancia materna como herramienta indispensable para mejorar la salud pública.

Pulsa y acompáñame en Facebook

Mejorando la salud de los bebés

La lactancia disminuye el riesgo de múltiples patologías: procesos respiratorios, otitis, diarreas, problemas digestivos, alergias, problemas inmunológicos, dermatológicos, disminuye el riesgo de cáncer en la infancia, enfermedades metabólicas (obesidad, diabetes), etc…

Y de sus madres

La lactancia, y más cuanto más prolongada sea, protege contra el cáncer de mama, ovario y endometrio, favorece la recuperación postparto y disminuye el riesgo de sangrado, espacia los periodo entre embarazos, mejora la salud mental, etc…

Sabemos que mejorando la salud de los niños y mujeres, actuaremos sobre la salud comunitaria de una forma muy importante, disminuyendo la incidencia de enfermedades, ingresos hospitalarios, la necesidad de tratamientos farmacológicos y mejorando la inmunidad colectiva. Esto tiene un fuerte impacto sobre el gasto sanitario, disminuyéndolo, al igual que ocurre con el gasto intrafamiliar y la repercusión  sobre el medio ambiente.

Por ello, se afirma que la promoción de la lactancia materna es una de las estrategias de salud pública más eficientes que existen: grandes beneficios a un bajo coste. 

La inversión debería ir destinada a una correcta formación de los profesionales sanitarios en relación con la atención materno-infantil, y a promover la lactancia materna de verdad.

Esto es lo que se pretende desde Lactancia y salud. Promover la lactancia como favorecedora de la salud informando a las familias y profesionales.

¿Me acompañas en este camino?